Seleccionar página

El primer día del Seminario Académico de la Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito BAQ 2022, cerró con broche de oro, con la intervención de la prestigiosa arquitecta Carme Pinós de España.

Pinós es licenciada en arquitectura y urbanismo de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona. Fundó su estudio junto a Eric Miralles con el que alcanzó reconocimiento internacional con proyectos como el reconocido Cementerio de Igualada.

En 1991 estableció su propio estudio de arquitectura, abordando un vasto rango de proyectos que abarcan desde reformas urbanas y obra pública hasta el diseño de mobiliario. Su actitud arriesgada y de investigación constante le ha valido reconocimiento en el mundo, llevando el nombre de la arquitectura catalana de Europa y el continente americano. Actualmente, es la ganadora del Premio Nacional de Arquitectura 2021, el máximo galardón que se otorga en España en el campo de la arquitectura y el urbanismo.

Su charla magistral se centró en la “Simbiosis con la tierra”, su contexto, conceptos y cómo aborda el territorio en cada obra que ha liderado durante su vida profesional en diferentes espacios del mundo.

Una de ellas, fue la reforma y ampliación que realizó en el Hotel Son Brull en Mallorca, su participación tuvo como objetivo ser parte del territorio, ser paisaje. Crear un jardín por donde pasear estableciendo un conjunto donde la edificación y los espacios verdes se vuelvan simbióticos.

Su afición por la ventilación natural en sus obras la llevó a realizar el proyecto CUBE2 de Guadalajara, un edificio de oficinas muy reconocido por su infraestructura, su contexto urbanístico que lo rodeaba y su valor escultórico la cual era su característica más preciada.

Por otro lado, enfatizó que es muy partidaria de trabajar con las manos y mencionó que “Cuando trabajas con las manos tienes mejor perspectiva, te va guiando, ya sabes por donde vas y surge tu pensamiento”. 

También reflexionó que nosotros los arquitectos construimos los sueños de otros, pero trabajamos con nuestra propia sensibilidad. Uno hace arquitectura como se es. No puedo responder con otra sensibilidad que no sea la mía”.

Así culminó con aplausos y emotividad la primera jornada de la semana de la BAQ 2022, la cual contó con la presencia de alrededor de 1500 personas entre estudiantes, profesionales e invitados especiales que se dieron cita al evento más importante de arquitectura de la región panamericana.