Seleccionar página

¿Cómo hacer cantar a las voces silenciosas? fue la temática de la conferencia del reconocido arquitecto brasileño Gustavo Utrabo, quien dirige su propio estudio donde pretende expandir el campo de la arquitectura, conectar personas e imaginar el futuro de forma sostenible e inclusiva.

Ha ganado importantes premios como el RIBA Premio Internacional (2018), RIBA International Arquitecto Emergente (2018), Premio Lafarge Holcin – Medalla de Plata Latinoamérica (2021), dos veces finalista del Premio Harvard Wheelwright, entre otros.

Su intervención arrancó con varias reflexiones que invitaron a los participantes a indagar en lo más profundo de su ser y a entender que la arquitectura va más allá de diseñar. Es crear espacios que sean interesantes para las comunidades, para quienes habitan y para su entorno.

Un arquitecto sensible que muestra a través de sus trabajos su interés por mejorar la calidad de vida de las personas vinculando su participación en cada proyecto que lidera, con la intención de contribuir al desarrollo económico y social de las comunidades en las que intercede.

Utrabo, explicó 6 de sus grandes obras. Una de ellas fue sobre el proyecto “INDUSTRIA COMUNITARIA EN LA AMAZONÍA (ICA)”, el cual se estructuró para que todo el dinero que ingresaba se quedará en esta comunidad. Fue concebido de forma totalmente sostenible. Idealizó a ICA para la Cooperativa Mixta de Productores y Extractivistas del Río Iratapuru (COMARU).

La demanda surgió luego de la construcción de una represa cerca del río Iratapuru y la formación de una laguna de contención -que provocó el reasentamiento de la comunidad extractivista que allí vivía. Esta población -reubicada en un nuevo tejido urbano, también a orillas del río- ahora tiene más interacción y ha fortalecido su capacidad productiva. Utilizó madera y conocimiento local.

Generar sombra es uno de los objetivos básicos de Gustavo Utrabo al momento de diseñar sus ideas. Recalcó que “Si no hay sombra, no funciona. Se necesita sombra porque hace mucho calor. Crear sombra es el gesto más precioso de cada proyecto”.

Además, enfatizó que “Las ideas de la arquitectura vienen de muchos sitios. Tomo fotos, hago collage para entender y abordar de mejor manera cada proyecto”, esto ha llevado a este arquitecto emergente a crear proyectos que dan vida, que convergen con la naturaleza y que proyectan un mejor futuro.

Otra de sus obras que mencionó fue “CHILDREN VILLAGE” un recinto ideado para el desarrollo de los niños de Formoso do AraguaiaTocantins, al centro de Brasil.

Este proyecto apuntó a la transformación, la recuperación cultural, el fomento de las técnicas constructivas locales y el conocimiento nativo, y un enfoque vital de sentido de pertenencia y resiliencia, necesarios para el crecimiento adecuado de los niños.

El aporte de sus habitantes junto con la visión de Gustavo Utrabo y su equipo dio como resultado un espacio donde los estudiantes pudieran aumentar su autoestima y desarrollarse en un ambiente seguro que los motive a ser responsables con el ambiente y con su cultura.

Culminó su charla con la cita de Mary Robinson: What If the best times are still ahead of us? y dejándonos una pregunta que rompe esquemas ¿cómo podemos construir juntos una sociedad más igualitaria y generosa?