Seleccionar página

La edición XIII de la Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito, BAQ2022, se llevó a cabo del 14 al 18 de noviembre en la Casa de la Cultura Ecuatoriana, lugar que por tradición acoge a este evento, organizado ininterrumpidamente por el Colegio de Arquitectos del Ecuador, Provincial Pichincha, desde 1978.

La BAQ, como se le conoce en todo el mundo, se ha posicionado como un espacio único de encuentro, reflexión, comparación y divulgación sobre la arquitectura, a través de tres ejes que operan de forma simultánea y complementaria. Uno de ellos es – precisamente – el Concurso BAQ, convocatoria abierta a proyectos y publicaciones realizadas durante los cuatro años previos a cada edición y que premia lo mejor en la práctica de la arquitectura, el urbanismo, el paisaje, la teoría y la difusión arquitectónica.

En su acto de clausura fueron anunciados los ganadores del Gran Premio Bienal, máximo galardón que entrega el evento. Este año, el premio fue compartido por dos obras, una de Chile y otra de México, que sobresalen por sus características arquitectónicas y por sus aportes a la sociedad, reafirmando que la arquitectura es y será siempre un reflejo de las necesidades del contexto y responde a las condiciones de los habitantes del entorno.

El proyecto mexicano Casa de Música, diseñado por Colectivo C733 – integrado por José Amozurrutia, Gabriela Carrillo, Israel Espín, Carlos Facio, Eric Valdez, Álvaro Martínez, Fernando Venado y Eduardo Palomino – es una de las obras galardonadas. Se define como un centro comunitario que replantea el espacio público y la dignidad espacial.

A través de la reutilización de un edificio preexistente, brinda un espacio cómodo y apropiado para los encuentros sociales de la comunidad de Nacajuca, con una planta libre de 32 x 24m de ancho y un núcleo de servicios con bodegas, baños, cocina para eventos y áreas para talleres o escenario para bandas locales. Construido con  materiales cálidos y frescura natural, destaca porque su arquitectura rinde homenaje al lugar donde pertenece, poniendo de manifiesto riquezas ya existentes.

Por su parte, el Teatro Regional del Bío Bío resaltó en la competición por ser una importante obra que se suma a la red de espacios y centros culturales públicos de Chile. Es una edificación que posee connotación pública, social y política muy significativa y tiene mucho de experimentación arquitectónica.

Diseñado por Smiljan Radic, Eduardo Castillo y Gabriela Medrano, este proyecto considera una estructura de aproximadamente 9 mil metros cuadrados que alza un espacio para las representaciones culturales de alcance regional y que es capaz de resistir las condiciones climáticas y geográficas propias de la ciudad de Concepción, convirtiéndose en un lugar para las artes escénicas que pone en valor el tras bambalinas y convierte los espacios que anteceden al espectáculo en experiencias sensoriales y estéticas.

Además del Gran Premio Bienal, la BQ2022 entregó otros reconocimientos de relevancia para la arquitectura, tales como: Premio Medalla de Oro (estudiantil),  Premio Publicaciones, Premio Hábitat Social y Sostenibilidad, Premio Nacional y Premio Panamericano. Los finalistas y ganadores en sus respectivas categorías pueden ser consultados en: https://baq-cae.ec/concurso/