Seleccionar página

Tras el terremoto que afectó a la zona central de Italia el 24 de agosto y que hasta la fecha ya se acerca a los 300 muertos y 2.900 damnificados, el primer ministro Matteo Renzi se reunió el domingo pasado con Renzo Piano, antes de presentar públicamente un plan de reconstrucción para las zonas afectadas.

Tal como rescata ABC. es, Renzo Piano – Premio Pritzker 1998 y Senador vitalicio desde 2013- explicó: «somos herederos, indignos, de un gran patrimonio que se nos ha dejado. Indignos porque no lo protegemos. Delante de catástrofes de estas características no se puede hablar de fatalidad».

El plan de reconstrucción, filtrado por la prensa italiana, consta en tres fases: limpieza de escombros y cuantificación de daños desescombro. Esto dará paso a la reubicación de las familias damnificadas en viviendas de emergencia por un plazo máximo de ocho meses y finalmente, la etapa de reconstrucción de las viviendas en los mismos lugares donde estaban.

«No se debe alejar a la gente de sus lugares; hay que reconstruir las casas donde vivían. Sacar a las gentes de sus lugares es un acto cruel, es añadir sufrimiento al sufrimiento», explicó Piano, quien también apeló a aprobar leyes que obliguen a construir bajo normativas antisísmicas y priorizar la reconstrucción de estructuras públicas, tales como hospitales y escuelas.

Fuente: Plataforma Arquitectura