Las aproximaciones a la arquitectura durante los últimos años tienden a destacar exclusivamente un aspecto de la práctica arquitectónica con el ánimo de acentuar una parte de sus ricas y variadas expresiones. El rol social del arquitecto, las preocupaciones medioambientales y patrimoniales, las innovaciones tecnológicas tanto en el diseño como en la construcción, la experimentación formal, la gestión de la ciudad y del espacio público, entre otros, han sido y seguramente continuarán siendo algunos de los temas preferentes a tratar, tanto en la práctica como al interior de las universidades, los centros de investigación y los eventos de arquitectura alrededor del mundo.

En este escenario que resulta acorde al clima cultural predominante, parece ser, sin embargo, que se han reducido los espacios para el diálogo sobre la arquitectura en sí misma y sus diversas escalas.

La XXI edición de la Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito, BAQ 2018, invita a los arquitectos y a las Facultades o Escuelas de arquitectura del continente americano a considerar seriamente estos cuestionamientos:

¿Está la arquitectura dotada de sus propias reglas? ¿Posee la arquitectura una autonomía afirmada en el conocimiento de algunos principios generales y transmisibles que le sean propios? De ser así ¿cuáles son estos principios generales? ¿Puede la arquitectura ser coherente con la realidad sin dejar de ser coherente consigo misma?

El eje académico de la Bienal estará orientado a la identificación, el estudio y la exhibición de obras que podrían considerarse cabales: que se amparen en el conocimiento teórico-intelectual, reflejen una consciencia de la tradición histórica de la arquitectura local o universal, demuestren poseer sensibilidad hacia el entorno, se ocupen en la incorporación de las innovaciones tecnológicas y en la obtención de construcciones de calidad, estén dignificadas por el anhelo de lo bello y se encuentren involucradas con la realidad social, cultural y medio ambiental.

Es la intención de la XXI BAQ 2018 invitar a analizar y discutir una muestra ejemplar de proyectos o realizaciones que se hayan nutrido, en lo posible, tanto de la exploración formal abstracta como de la satisfacción de las necesidades humanas inmediatas, obras que puedan apreciarse y ser consecuentes con la realidad sin dejar de ser coherentes con la disciplina.

Pin It on Pinterest

Share This